Carretillas: más que una máquina simple

El invento de la carretilla fue en China, el país donde se originó. La carretilla es un pequeño vehículo con una o más ruedas que es empujado por una sola persona y es utilizado para el transporte de todo tipo de carga. En la antigua China, la carretilla se utilizaba para el transporte de municiones y armas a través de los caminos y senderos de montañas altas. También se utilizaban para retirar los cadáveres de los campos de batalla en tiempos de guerra. Al principio su uso fue exclusivamente militar y luego pasó a utilizarse en la agricultura y finalmente fue utilizada en las ciudades para servir como un medio de transporte.

La carretilla tardó en llegar a Europa, y fue utilizada en el siglo XII mayormente como un medio de transporte de ladrillos y piedras para las construcciones de las grandes catedrales y edificaciones de la época románica y gótica. Hoy en día, el uso de las carretillas ha evolucionado de tal manera que actualmente tienen una influencia directa sobre las soluciones de almacenaje en los negocios e industrias. La carretilla determina la capacidad que un almacén debe tener ya que es importante determinar la anchura de los pasillos y la cantidad de estanterías instaladas del almacén. Así mismo, las carretillas elevadoras también son importantes para determinar la altura máxima que deben tener las estanterías de los almacenes.

Para cubrir la demanda de soluciones de almacenaje ha surgido un nuevo negocio, el alquiler de carretillas. Las carretillas de almacén cumplen un rol muy importante ya que son responsables de no sólo determinar la capacidad de almacenaje como habíamos mencionado anteriormente, sino que también son responsables del movimiento interno de la mercancía, llevando los productos de un lado para otro y principalmente desde las áreas de producción hacia el almacén. Los negocios de alquiler de carretillas Ávila y otros son un claro ejemplo del crecimiento de este tipo de negocios. Actualmente, existe una gran variedad de carretillas disponibles en el mercado europeo que ofrecen soluciones de almacenaje para todo tipo de negocios e industrias. Por ejemplo, las carretillas sin elevación que básicamente pueden transportar todo tipo de carga de manera manual y eléctrica, las carretillas elevadoras que son apiladoras y retráctiles, y por último las carretillas que recogen pedidos.

Deja un comentario