La convivencia en las residencias de estudiantes

La convivencia en las residencias de estudiantes es un punto fundamental. Cada residencia tiene sus propias normas. Por eso es importante que sepas antes de elegir una residencia cuáles son las normas de convivencia de la misma.

No obstante a pesar de las normas de convivencia que establezca cada residencia, tú debes poner de tu parte y marcar tus propias normas para colaborar en el buen funcionamiento del alojamiento de estudiantes.

¿Cómo puedes colaborar para que la convivencia sea mejor, para que tu paso por la misma sea digno y quedes para ti mismo y para tu familia como un chico/a ejemplar?

1.Lee bien las normas de la residencia y acátalas bien.

2.No pongas música alta en la habitación o vayas formando mucho jaleo por los pasillos.

3.Aprende a ser dialogante y tranquilo. No busques problemas donde no los hay. Y si tienes algún problema con algún compañero intenta solucionarlo lo mejor posible o acude a la dirección si no le ves arreglo a la cosa.

4.Ten un trato amable con todas las personas de la residencia; personal de limpieza, personal del servicio de buffet. Cuando uno es amable con los demás, recibe el mismo trato.

5.Utiliza un vestuario adecuado en las zonas comunes, tampoco es cuestión de ir hecho unos “zorros” amparándose en que uno es joven.

6.Llama o toca a la puerta siempre antes de entrar a secretaría o cualquier otra estancia.

7.Respeta normas como “No fumar”, “No beber bebidas alcohólicas”. No lo hagas a escondidas, al final te pillarán y quedarás realmente mal ante la dirección de la residencia.

8.Rodéate de bueno compañeros. No te dejes influenciar por malas compañías que siempre sacan el argumento “No pasa nada” y hacen todo lo que quieren.

En las residencias estudiantiles de Barcelona, Granada, Salamanca o Madrid por tan sólo nombrar algunas hay que seguir una ética personal y comportarse correctamente.

 

Deja un comentario